Prostitución y trata

Este texto que Amelia Tiganus presentó en las Jornadas Internacionales de Prostitución y Trata celebradas en Pamplona el 26 y 27 de octubre, nos propone leer y escuchar el relato de las víctimas de trata y de prostitución, un relato silenciado por la industria del sexo y el Estado proxeneta. Un relato en el que cuenta sus vivencias dentro del prostíbulo, al que la autora describe como un auténtico campo de concentración del siglo XXI.

La autora le arranca la máscara al patriarcado más duro, el más tolerado, el más defendido por la mayoría de las mentalidades sociales. No lo vemos porque no lo queremos ver y como dice Amelia Tiganus, no podemos imaginarnos el horror por el que pasan las mujeres que tienen que soportar a las manadas de hombres y sus prácticas sexuales violentas que en algunas ocasiones solo se pueden traducir como tortura: "Imaginad lo que la pedagogía de la crueldad hace con ciertos cuerpos. Imaginad que eso pasa porque una sociedad lo permite. Y el Estado lo financia y lo defiende bajo el manto de las tradiciones (patriarcales e intocables)".

La banalización de la prostitución es una de las cuestiones que también hay que poner en el centro del debate. Socialmente se defiende el trabajo sexual y "el derecho de las trabajadoras sexuales" sin reparar en sus vidas y en cómo llegaron a esa posición. Pero: ¿cuántas de las llamadas trabajadoras sexuales habrán pasado por situaciones como las que relata la autora? ¿Cuántas habrán sido obligadas a salir de la fábrica de las putas convencidas de que el único destino posible para ellas era aceptar la violencia sexual como norma y resignación? Y como si esto fuera poco, muchas de las mujeres víctimas de trata y de explotación sexual han soportado la misoginia, el desamor y el maltrato en la infancia. Detrás de la cultura putera hay una sociedad cómplice y un Estado que consienten que exista ese campo de concentración que es la trata. Amelia Tiganus pone la primera piedra de un relato colectivo sobre la experiencia concentracionaria de la prostitución.

prostitucion cliente invisible

Hablamos de la demanda de prostitución en masculino porque en la inmensa mayoría de los casos son hombres, y es que cuando se analizan algunos fenómenos e instituciones sociales, a menudo la masculinidad no es tenida en cuenta como situación privilegiada y son sólo las "otras" a las que se analiza, se etiqueta, se estigmatiza, y a quienes se les exige transformación.

Pese a que valoramos incluirla en el listado de feminicidios y otros asesinatos de mujeres documentados por Feminicidio.net en 2016, no fue asesinada. Su caso no será considerado un feminicidio por trata pero murió ahogada el 4 de diciembre pasado en el sótano de un prostíbulo de Estepona, debido a que las lluvias torrenciales inundaron el local. Pudo haber sido víctima de trata y haber sido encerrada por el proxeneta y dueño del prostíbulo, quien desmintió esta hipótesis en su declaración policial. En este artículo, Amelia Tiganus pone su mirada en el sistema prostitucional, al que considera responsable de la muerte de Ionela.

En el Día Mundial contra la Trata, la autora del artículo habla en primera persona de su experiencia como superviviente de trata con fines de explotación sexual. Sus reflexiones ahondan sobre el papel del Estado y de cada una y uno de nosotros en la "fabricación de putas"

informarte

 

Francia es desde hoy el cuarto país europeo en adoptar el llamado modelo sueco, ya que a partir de ahora va a sancionar a los clientes de prostitución. Con la aprobación de la nueva ley, Francia establece que la prostitución es una forma de violencia y un obstáculo para la igualdad. El proyecto de ley se inspira en la ley sueca y ve a la demanda como el factor clave de la explotación sexual. Suecia fue el primer país en 1999 en penalizar al cliente. Noruega, en 2008, e Islandia, en 2009, siguieron el ejemplo sueco, y actualmente se está discutiendo, entre otros, en Canadá, Reino Unido e Irlanda.

España, Madrid, 17/11/2015 - En Francia los libertarios dicen que la liberación sexual es el derecho de las mujeres a vender su cuerpo, aunque en realidad es decidir si la sexualidad entra en el mercado o no. ¿Por qué desde la izquierda se lucha para que la cultura, la educación o la salud no formen parte del mercado, pero se tolera que la sexualidad sí entre en el mercado con la excusa de la supuesta libertad individual para vender el propio cuerpo? El politólogo francés Grégoire Théry, uno de los mayores impulsores del abolicionismo en Francia, nos explica cómo este argumento ha convencido a parte de la izquierda francesa, gracias al pacto entre asociaciones feministas y mujeres de todos los partidos políticos

España, Madrid, 20/10/2015 - Desde que entró en vigor la ProstG, la ley alemana que regula la prostitución como trabajo, el sistema prostitucional se ha consolidado y hoy es una de las industrias más sólidas del neoliberalismo en Alemania: 400.000 mujeres son explotadas sexualmente en prostíbulos. Genera ingresos de 14.000 millones de euros anuales (más que la industria del automóvil), y representa una forma de colonialismo para las mujeres, ya que el 95% de las prostituidas son inmigrantes pobres. En el marco de las Jornadas Internacionales sobre Prostitución y Trata de Mujeres que tuvieron lugar en Madrid el pasado 15 de octubre, tuvimos la oportunidad de escuchar la ponencia de la psicoterapeuta experta en traumas alemana Ingeborg Kraus y después entrevistarla. Kraus habló sobre los terribles traumatismos que sufren las prostitutas y explicó por qué la regulación de la prostitución ha fracasado.

 

Fue explotada sexualmente casi seis años. Aunque se defina a sí misma como una sobreviviente, se abraza a la vida con pasión y dignidad. Tuvo el valor y la fuerza interior para romper las cadenas de una de las peores esclavitudes de esta época. Se enfrentó a lo que ella llama 'la soledad de la puta' y en ese viaje subjetivo plagado de adversidades, deconstruyó y reconstruyó su vida. Hoy es escritora, formadora y activista feminista. La entrevistamos unos días antes de su participación en unas Jornadas Internacionales sobre Trata y Prostitución de Mujeres que se celebran en Madrid, organizadas por la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres

España, Madrid, 10/09/2015 - La pornografía contribuye muy negativamente en la construcción de la masculinidad porque fomenta una sexualidad malsana e irresponsable y unas relaciones desiguales y basadas en la violencia. A la inversa de lo que se nos quiere hacer creer, la  pornografía no ayuda a la autorrealización de los hombres ni supone una  educación sexual saludable, sino que se trata de una forma de violencia contra las mujeres. Además, promueve la prostitución, un ámbito a través del cual los hombres pueden hacer realidad las fantasías e ideales de sexualidad que la pornografía promociona. En este artículo, el psicoterapeuta húngaro Péter Szil reflexiona sobre  la conexión directa entre pornografía y prostitución.

 

España, Madrid, 07/09/2015 - Este fin de semana pasado, la cineteca del Matadero de Madrid proyectó el documental Chicas Nuevas 24 horas, dirigido por Mabel Lozano. El documental denuncia la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, un negocio que supone la esclavitud de entre dos millones y medio y 15 millones de personas en el mundo y mueve 32 mil millones de dólares al año. Las cifras globales varían, más dado que por cada víctima identificada hay otras 20 sin identificar. Se trata de una de las formas más brutales de vulneración de los derechos humanos de nuestra época, que implica la cosificación del cuerpo de las mujeres.

 

Siguiente >

Geo Feminicidio