Global

Como ha puesto de relieve el movimiento feminista, el primer paso para garantizar la igualdad y los derechos de las mujeres es la toma de conciencia del impacto de género de las prácticas y relaciones sociales. En consecuencia, se estudia en profundidad por qué se producen las violencias contra las mujeres, los distintos ámbitos en los que se manifiesta y de qué manera. Coordina Samara de las Heras Aguilera.

Este curso tratará del factor determinante y, sin embargo, sistemáticamente invisibilizado de la prostitución y la trata: la demanda masculina. Estudiaremos el papel que juega en ella una cultura pornográfica omnipresente y de fuerte carga misógina que además de promover esa demanda y determinar sus prácticas, también secuestra nuestra manera de pensar sobre la sexualidad y las relaciones.

La autora le arranca la máscara al patriarcado más duro, el más tolerado, el más defendido por la mayoría de las mentalidades sociales. No lo vemos porque no lo queremos ver y como dice Amelia Tiganus, no podemos imaginarnos el horror por el que pasan las mujeres que tienen que soportar a las manadas de hombres y sus prácticas sexuales violentas que en algunas ocasiones solo se pueden traducir como tortura: "Imaginad lo que la pedagogía de la crueldad hace con ciertos cuerpos. Imaginad que eso pasa porque una sociedad lo permite. Y el Estado lo financia y lo defiende bajo el manto de las tradiciones (patriarcales e intocables)".

El 61,11% de los casos conocidos en Galicia son feminicidios íntimos (en el marco de la pareja o expareja)

Pontevedra es la provincia gallega con la tasa de prevalencia más alta en 2015 y la tercera más alta del Estado ese año

Las tres mujeres que presentaron denuncia y consiguieron medidas de protección fueron asesinadas durante el quebrantamiento de estas medidas

 

Las estadísticas del feminicidio en España nos sirven para estudiar la forma más letal de la violencia contra las mujeres, llevar un registro detallado de casos y preservar la memoría histórica de las víctimas del patriarcado. Pero también cumplen una función clave en la detección de factores de riesgo. En este informe analizamos el Efecto Acumulación de feminicidios íntimos en el 2017 y el repunte de casos con respecto al 2015 y al 2016. Por otro lado advertimos que de los feminicidios íntimos acumulados por meses en la serie de años entre 2010 y 2016, los meses más letales para las mujeres son enero, junio y julio. El mensaje que nos dan los datos: reforzar las medidas de detección, intervención y prevención de la violencia de género y las campañas de sensibilización durante los meses de verano. 

El Convenio de Estambul del Consejo de Europa es el primer instrumento europeo sobre violencia contra las mujeres firmado en el 2011 por 40 países y ratificado por España en el 2014, año en el que entró en vigor. De cara a la inminente firma por la Unión Europea en los próximos días de junio y su posterior ratificación, presentamos como adelanto de “Feminicidios y otros asesinatos de mujeres. Informe 2015” una propuesta de tipificación del feminicidio en el marco del Convenio de Estambul: en qué consistiría una normativa común en varios países de la Unión Europea, cuáles son los principales problemas a considerar para articular una respuesta penal al feminicidio y observaciones a las regulaciones existentes en América Latina. 

En la lucha contra los feminicidios, “los Estados deberían cooperar con ONG, instituciones independientes por los derechos humanos, la academia y representantes de las víctimas”, señala la Relatora Especial para la Violencia contra las mujeres, Dubravka Šimonović.

Las estadísticas desagregadas por sexo “no son suficientes” para el análisis de los feminicidios, según Angela Me, Jefa de Investigación y Análisis de Tendencias de la UNODC (la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito).

Andrada Filip, coordinadora de proyectos en WAVE: “La prensa europea todavía asocia el feminicidio solo a América Latina”.

Hemos registrado 74 feminicidios y otros asesinatos de mujeres en el 2017. Los casos están clasificados por tipología. La última actualización es del 25 de septiembre, con la joven de 20 años asesinada por su expareja en Canteras, Cartagena (Murcia).

También se incluyen en este recuento los niños varones asesinados por violencia machista. La última actualización es del del 1 de junio, con el bebé de 8 meses asesinado por su padre en Arcos de la Frontera, Cádiz, Andalucía.

Lo hemos conseguido gracias a ti estimado mecenas y patrocinador. Nos sentimos orgullosas de formar parte de un proyecto feminista de la sociedad civil organizada, el único en su tipo a nivel global, que documenta en el Estado español a todas las mujeres asesinadas por la violencia patriarcal, mediante una clasificación de tipos de feminicidio y otros asesinatos de mujeres. El gran reto de las próximas décadas es que los Estados reconozcan en sus legislaciones todas las violencias machistas.

La banalización de la prostitución es una de las cuestiones que también hay que poner en el centro del debate. Socialmente se defiende el trabajo sexual y "el derecho de las trabajadoras sexuales" sin reparar en sus vidas y en cómo llegaron a esa posición. Pero: ¿cuántas de las llamadas trabajadoras sexuales habrán pasado por situaciones como las que relata la autora? ¿Cuántas habrán sido obligadas a salir de la fábrica de las putas convencidas de que el único destino posible para ellas era aceptar la violencia sexual como norma y resignación? Y como si esto fuera poco, muchas de las mujeres víctimas de trata y de explotación sexual han soportado la misoginia, el desamor y el maltrato en la infancia. Detrás de la cultura putera hay una sociedad cómplice y un Estado que consienten que exista ese campo de concentración que es la trata. Amelia Tiganus pone la primera piedra de un relato colectivo sobre la experiencia concentracionaria de la prostitución.

prostitucion cliente invisible

Hablamos de la demanda de prostitución en masculino porque en la inmensa mayoría de los casos son hombres, y es que cuando se analizan algunos fenómenos e instituciones sociales, a menudo la masculinidad no es tenida en cuenta como situación privilegiada y son sólo las "otras" a las que se analiza, se etiqueta, se estigmatiza, y a quienes se les exige transformación.

España, La Laguna, 23/02/2016 - La gestación subrogada es uno de los negocios transnacionales en expansión en el contexto de la economía global, y sus cifras estarían ya superando las de la adopción internacional. La bioética neoliberal incita a mujeres de países empobrecidos, a través de agencias mediadoras que ganan mucho dinero, a alquilar sus úteros para gestar los hijos e hijas de parejas adineradas de países desarrollados. En este artículo, María José Guerra Palmero analiza este fenómeno que, dentro de las lógicas capitalistas, mercantiliza el cuerpo de las mujeres con objetivos reproductivos. La filósofa española es crítica con el sistema económico capitalista que explota y codifica a las mujeres, y llama la atención sobre la necesidad de adoptar enfoques interseccionales para repensar el problema.

Páginas

Geo Feminicidio