Female Viagra is an undeniable hit of recent years. The treatment interferes with the main sexual functions of a woman, advancing the quality of a sexual intercourse. Sildenafil for women is widely available online, so you can get the remedy at moderate cost and with a full pack of up-to-date services. Read full: www.lady-era.net
Suscribirse a Sindicar
¿Mi cuerpo es mío?

Hoy se celebra, como cada 28 de mayo desde 1987, el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres. En Feminicidio.net ponemos el acento en el derecho al aborto libre, seguro y gratuito, prohibido en casi toda Iberoamérica. Miles de mujeres mueren cada año en la región por abortos inseguros y según la Organización Mundial de la Salud, el 12% de todas las muertes maternas es por esta causa. En pleno siglo XXI, también en algunos países las mujeres son encarceladas por abortar

Noemí García Cabezas / Diseño: Francisco Gatica – Feminicidio.net – 28/05/2012

España, Madrid – Según la Organización Mundial de la Salud unos 20 millones de abortos en el mundo se dan en condiciones de inseguridad, la mayoría de ellos en países donde está prohibida la interrupción del embarazo o bien hay fuertes restricciones para llevarla a cabo. De todos estos abortos en condiciones de inseguridad, se calcula que un 95% ocurren en países en desarrollo. El 99,9% de la mortalidad materna por aborto ocurre en los países en desarrollo.

En cifras generales, las condiciones de seguridad para las mujeres que van a dar a luz no son esperanzadoras. Según el Informe Estado de la Población Mundial UNFPA 2011, la tasa promedio de mortalidad materna en América Latina está en 85 por cada 100.000 nacidos vivos. La tasa más alta la tiene Bolivia, con 180; la más baja Chile, con 26. España tiene una tasa de seis muertes por cada 100.000 nacidos vivos.

Fuente: UNFPA 2011 http://mdgs.un.org/unsd/mdg/

Según el Observatorio de Salud Sexual de Argentina, en 2009 fallecieron en el país ocho niñas de entre 10 y 14 años por causas relacionadas con el embarazo; hasta noviembre de 2011 habían muerto durante el año 25 niñas y adolescentes por causas maternas. En lo que va de este 2012 esta organización estima que 139 mujeres han muerto por causas evitables asociadas al embarazo, aborto, parto y puerperio.

La OMS cree que los altos índices de abortos están directamente relacionados con la falta de educación sexual. Es por ello que en los países donde esta educación es escasa o nula, existen altos índices de embarazos no deseados, muchos de los cuales acabarán en abortos clandestinos que ponen en peligro la vida de las mujeres.

El Consenso de El Cairo, acordado en la Conferencia Internacional sobre Pobreza y Desarrollo de 1994 reconoce que el aborto en condiciones no adecuadas es un grave problema de salud pública y exhorta a los Estados a reducir la incidencia de las interrupciones del embarazo en condiciones no adecuadas.

El aborto terapéutico está prohibido en El Salvador, Chile y Nicaragua. Los países latinoamericanos que sancionan el aborto de modo total y sin admitir ninguna excepción son Chile, El Salvador, Honduras, Nicaragua, República Dominicana. 

LAS CIFRAS DEL ABORTO EN AMÉRICA LATINA

En América Latina y Caribe la OMS calculaba en un informe de 2005 que cuatro millones de mujeres acudían cada año al aborto inducido.

El número estimado de abortos que ocurren anualmente en América Latina aumentó ligeramente entre 2003 y 2008, de 4,1 millones a 4,4 millones. Según la Organización Mundial de la Salud, en 2008 el 12% de todas las muertes maternas en América Latina y el Caribe se debieron a abortos inseguros. Casi un millón de mujeres en la región son hospitalizadas cada año para tratarse debido a complicaciones derivadas de abortos inseguros.

En Colombia y Perú hay 400.000 abortos al año, pese a estar prohibido por ley. En Brasil y México la cifra ronda 1.500.000 (datos de la Fundación Educación para la Salud Reproductiva –ESAR–). Según varias ONG argentinas en el país se practican más de 500.000 abortos ilegales al año.

Un informe que la OMS hacía público en 2005, afirmaba una de cada 1.000 mujeres moría en el transcurso de abortos. Y es que por cada millar de mujeres entre los 15 y los 49 años se practicaban 30 abortos en condiciones de total inseguridad. En su último informe sobre este tema, la OMS concluía que en América Latina el 95% de los abortos son inseguros, entendiendo estos como interrupciones de embarazos realizadas por personal no cualificado o en condiciones que no cumplen con las condiciones médicas exigidas. La proporción de abortos inseguros en el continente no cambió entre 1995 y 2008.

En América Latina más del 50% de los abortos se practican a mujeres de 20 a 29 años y casi el 70% a mujeres menores de 30 años (OMS).

El aborto inseguro era la principal causa de muerte materna en Argentina o Paraguay. En Argentina la cifra de mujeres que mueren a causa de abortos practicados en condiciones de clandestinidad dobla a la media latinoamericana: si en toda la región la tasa es de 11%, en Argentina la cifra asciende al 25%. El último informe realizado por el Ministerio de Salud (2009) establece que en ese año hubo 87 muertes por emergencias obstétricas provocadas por abortos inseguros.

Mientras que Argentina registró en 2008 cuatro muertes cada 10.000 niños nacidos, en Chile la cifra fue de 1,8 fallecimientos y en Uruguay de 0,9. ESAR establece que el aborto es una de las tres principales causas de mortalidad materna en Brasil y Nicaragua, y una de las cuatro primeras en muchos otros países de la región.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que cada año mueren 6.000 mujeres en México por abortos practicados en malas condiciones.

En República Dominicana unas 70 mujeres mueren cada año por abortos ilegales mal practicados. En este país el aborto es la cuarta causa de mortalidad materna, situándose la cifra entre un 13 y un 20% del total de los casos. El Instituto Guttmacher a finales de los 90 del siglo pasado estableció que cada año habría 90.000 abortos en el país, cifra que muy probablemente ha aumentado en los últimos años.

Por el contrario, en Cuba, donde el aborto es legal y la mujer puede acceder libremente a él, es el país de América Latina donde se  practican abortos seguros, según la OMS. En el resto de América Latina, por el contrario, el porcentaje de abortos inseguros ha aumentado en los últimos años un 5%.

Según el Instituto Alan Guttmacher [1], en Perú se estima que se producen 60 muertes por aborto por cada 100.000 nacimientos vivos; en Ecuador 40; y en Bolivia cerca de 150. En cifras totales, dicha institución calcula que la tasa de muertes por abortos mal practicados está entre los 50 y 150 por cada 100.000 abortos. Este mismo instituto afirma que en México en el 42% de los abortos surgen complicaciones, y que en Perú en el 47% de los casos no son llevados a cabo por personal cualificado. En Guatemala, donde se dan hasta 65.000 abortos inseguros cada año, un 36% de las mujeres que quedan embarazadas sin desearlo recurren al aborto clandestino.

PRESAS POR ABORTAR

En al menos 11 estados de México hay mujeres encarceladas por interrumpir su embarazo. En ocasiones, estas interrupciones se han producido de manera accidental o espontánea, hecho a partir del cual se dirigieron al centro médico, donde fueron denunciadas por los médicos. Estas mujeres, muchas de ellas pobres e indígenas, se ven incapaces de defender su versión ante los tribunales, la mayoría de las veces por motivos económicos o bien porque ni siquiera saben hablar castellano.

Guanajuato es uno de los estados mexicanos donde han existido más casos de mujeres presas por abortar. La organización Las Libres trabaja y tiene conocimiento de casos en Querétaro, Veracruz, Michoacán, Guerrero, San Luís Potosí e Hidalgo, Puebla y Aguascalientes. También hay casos en Baja California, donde entre los años 2000 y 2010 se encarceló a 14 mujeres por aborto. En marzo de 2011 había 25 mujeres presas por aborto en Baja California.

Las mujeres que quedan embarazadas tras una violación pero no lo denuncian no tendrán posibilidad de acceder a un aborto legal, pese a que éste es un derecho en todos los estados del país.

Según cifras oficiales, más de 120.000 mujeres y niñas son violadas en México cada año. Sin embargo, las cifras reales podrían llegar al millón de mujeres violadas cada año: Human Rights Watch estima que tan sólo un 10% de las mujeres violadas presenta denuncia.

Nicaragua encarna una de las legislaciones más duras contra el aborto, pese a haber estado permitido el aborto terapéutico durante más de 100 años. Es el país con la tasa de embarazos de adolescentes más alta de la región. El nuevo Código Penal de 2008 establece penas de cárcel para mujeres y niñas que aborten o que lo soliciten, así como también para los profesionales que atiendan dichos abortos o bien atención obstétrica para que esas mujeres no mueran.

La ley actual impide prácticamente diferenciar entre abortos espontáneos y provocados, y la palabra de la mujer siempre queda en duda ante la justicia, predominantemente patriarcal, por lo que existe un gran número de mujeres acusadas falsamente de haber abortado voluntariamente.

En El Salvador en 1997 se modificó el código Penal para eliminar la posibilidad de que no hubiera sanciones penales cuando la vida de la mujer corriera peligro, cuando el embarazo sea resultado de una violación o cuando el feto padezca malformaciones graves. Hoy en día las mujeres salvadoreñas que abortan se enfrentan a penas de prisión de entre 30 y 50 años. En realidad la ley establece ocho años de cárcel por el hecho del aborto. Sin embargo, la fiscalía acusa frecuentemente a la mujer de no haber protegido la vida de su hijo, por lo que el delito se transforma en homicidio agravado. La Organización La Colectiva ayuda a estas mujeres. A finales de 2010 trabajaban en seis casos de mujeres presas por aborto, cuatro de las cuales también eran acusadas de homicidio agravado. Se calcula que haya 70 mujeres presas por abortar en este país centroamericano.

En cambio, en Guatemala existe un programa que da atención en 36 hospitales a mujeres que hayan tenido un aborto incompleto, fuera espontáneo o inducido.

En Colombia desde 2006 se abolió la prohibición total del aborto, por ser contraria a la constitución y atentar contra los derechos humanos. Actualmente está permitido cuando haya amenaza para la vida o la salud de la mujer, cuando el feto presente graves malformaciones, o cuando el embarazo sea fruto de violación o incesto.

En Bolivia la ley 1768 establece que la muerte de un feto es sancionada con entre dos y seis años en caso de que el aborto no tuviera la aprobación de la mujer o niña embarazada. También establece privación de libertad de uno a tres años, si el aborto se practica con el consentimiento de la mujer, así como reclusión de uno a tres años a la mujer que hubiere prestado su consentimiento. El artículo 266 de dicha ley establece que no se aplicarán penas de cárcel cuando el aborto se produzca tras una violación, rapto, estupro o incesto, ni cuando se practica para evitar riesgos para la mujer.

En Honduras también se tiene conocimiento de mujeres presas pro abortar. En este país incluso se ha puesto en marcha el pasado mes de abril una iniciativa internacional de recogida de firmas ante la posible aprobación de una ley que condenaría con penas de cárcel el uso de píldoras anticonceptivas de emergencia. Se recogieron 682.790 firmas que fueron entregadas en las primeras semanas de mayo a cuatro congresistas hondureños. Las organizaciones de mujeres afirman que el lobby religioso está detrás de la aprobación de esa ley, alegando que el uso de dicha píldora es abortivo.

En Chile también las mujeres pueden ir a la cárcel por aborto, así como los médicos que lo realizan. El último caso que hemos podido conocer data de diciembre de 2011.

En Argentina el aborto es un delito castigado con penas de prisión para los médicos que practiquen abortos, excepto en casos donde haya riesgos para la vida o la saludo de la madre. Asimismo, según el Código Penal, están exentos de penas de cárcel aquellos casos en los que el embarazo “proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente”, supuesto para el que el representante legal de la mujer debe dar su consentimiento, y no la propia mujer. El pasado mes de marzo en Argentina la Corte Suprema despenalizó el aborto para casos de violación, tras el caso de una niña violada por su padrastro, violación de la que quedó embarazada. Ahora el reto pendiente es que se discuta en el Congreso de los Diputados. El Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo cuenta ya con la aprobación de más de 50 diputados y diputadas.

HACIA LA DESPENALIZACIÓN

Ciudad de México en 2007 despenalizó el aborto, a pesar de que haya estados en el país donde esté penado con cárcel. El Senado de Uruguay también ha despenalizado en los últimos meses el aborto, y ahora se está a la espera de su aprobación en el Congreso. En Bolivia la organización Mujeres Creando ha exigido recientemente al Estado Plurinacional la despenalización del aborto, siguiendo la estela de países vecinos.

[1] The Alan Guttmacher Institute, Sharing Responsibility: Women, Society and Abortion Worldwide, New York: AGI, 1999, Chart 6.1, p. 43.

Países: 

Artículos relacionados

Añadir nuevo comentario

Geo Feminicidio

Female Viagra is an undeniable hit of recent years. The treatment interferes with the main sexual functions of a woman, advancing the quality of a sexual intercourse. Sildenafil for women is widely available online, so you can get the remedy at moderate cost and with a full pack of up-to-date services. Read full: www.lady-era.net